Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Hacer dinero de forma fácil y sencilla

-???-


La Regla del 50-30-20 para ahorrar

Finanzas personales. Emprender > Cómo ganar dinero con el ahorro

Enhorabuena, has confeccionado tu presupuesto. Ya eres consciente de la cantidad de dinero que gastas en tu casa, tu coche y tu plan de pensiones. Pero, ¿cómo asignas tu presupuesto según la cantidad que idealmente debes gastar y ahorrar?


Cursos y MBA

Cursos de Inglés, MBA, Oposiciones, MBA online, Carreras Universitarias, MBA España y Programas formativos de cursos de inglés


Seguros

Seguro, Seguros de autos, Seguros de vida, Seguros online, Compañía de seguros


Hosting y alojamiento

1and1, Hosting Web, Hosting gratuito, Hosting Linux, Hosting barato, Web hosting


Recuperación de datos

Recuperación datos, Software de recuperación de datos, Empresas de recuperación de datos


Cursos de Inglés

Curso de inglés básico, Curso de inglés online, Cursos inglés, Cursos de inglés en linea


Haz tu presupuesto con la Regla del 50-30-20


La experta en bancarrotas Elizabeth Warren - nombrada por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo - y su hija, Amelia Warren Tyagi, acuñó la "regla de oro del 50-30-20".

El
plan 50-30-20 describe los cuatro pasos siguientes:

Primer paso: calcula tus ingresos descontados los impuestos.

Tus ingresos después de descontar los impuestos son la cantidad que queda después pagar los impuestos estatales, impuestos locales y la Seguridad Social.

Si eres un empleado con un sueldo fijo, tus ingresos después de impuestos son fáciles de averiguar. Si las pólizas médicas, los planes de pensiones o cualquier otra deducción están fuera de tu nómina, sólo tiene que añadirlo como gasto.

Si trabajas por cuenta propia, tu ingreso después de impuestos es igual a tu ingreso bruto, menos los gastos de tu negocio (por ejemplo, el costo de tu ordenador portátil o gastos de desplazamientos), menos la cantidad que reservas para impuestos.

Segundo paso: limita tus necesidades al 50 por ciento.

Revisa tu presupuesto. Ten en cuenta lo mucho que gastas en "necesidades", tales como alimentos, vivienda, servicios públicos, seguros de salud y seguro de automóvil. La cantidad que gastas en estas "necesidades" no debe ser mayor del 50 por ciento de tu sueldo total después de impuestos, de acuerdo con la regla de oro 50-30-20.

¿Qué es una necesidad y qué es un deseo? Esa es la pregunta del millón de dólares. Cualquier pago al que se puede renunciar con sólo ser un inconveniente menor, como por ejemplo tu factura de TV por cable, no es una necesidad. Cualquier pago que afectaría gravemente a tu calidad de vida, tal como la electricidad y las medicinas, es una necesidad.

Si no se puede renunciar a un pago, como por ejemplo un pago mínimo en una tarjeta de crédito, también se considera una "necesidad", según Warren y Tyagi. ¿Por qué? Debido a que tu crédito se verá afectado negativamente si no pagas el mínimo.

Paso tres: limita tus deseos al 30 por ciento.

Superficialmente, el Paso Tres suena muy bien. ¿El treinta por ciento de mi dinero se puede disponer para mis deseos? Hola, hermosos zapatos, viaje a Bali, cortes de pelo de salón y buenos restaurantes.

¡Espera! No tan rápido. ¿Recuerdas lo estrictos que éramos con la definición de una "necesidad"? Tus "deseos" incluyen tu tarifa plana de mensajes de texto, la factura de cable de tu hogar, y reparaciones de chapa (no mecánicas) a tu coche.

A veces vas a comprar una "necesidad" que actualiza un "querer". El pan es una necesidad; las Galletas Oreo no son una necesidad. Sí, los dos están clasificados como "tiendas de comestibles," pero uno es claramente discrecional.

Puede gastar más en "deseos" de lo que piensas. Una ropa de abrigo muy gastada es una necesidad. Cualquier cosa más allá de eso - como por ejemplo la compra de ropa en el centro comercial - se califica como un deseo.

Paso cuatro: por lo menos un 20 por ciento al ahorro y liquidación de la deuda

Dedica por lo menos el 20 por ciento de tus ingresos después de impuestos a pagar deudas y ahorrar dinero en tu fondo de emergencia y a tus planes de pensiones y/o de ahorro.

Si estás en descubierto en la tarjeta de crédito, el pago mínimo es una "necesidad", pues los intereses son del 20 por ciento. Si tienes una hipoteca o un préstamo para pagar el coche, el pago mínimo es una "necesidad" y los pagos adicionales son para tus "ahorros y pago de la deuda."

.

Cómo aprendió mi sobrino a ganar dinero

Leonardo Ferrari

E-BOOK - LIBRO ELECTRONICO

Descargar ahora DEMO del libro en PDF



¿Saben sus hijos manejar su propio dinero?

¿Sus hijos buscan y aprovechan las oportunidades de negocio que surgen a su alrededor? La verdad es que, si usted no les enseña, nadie lo hará.

En este libro, descubrirá cómo se puede "educar económicamente" a sus hijos (y tal vez a usted mismo)


-???- | -???-