Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Hacer dinero de forma fácil y sencilla

-???-


Hacerse rico: estas mentiras te frenan

Finanzas personales. Emprender > Economía y finanzas personales

A la mayoría de la gente le gustaría hacerse rico.

El asunto es qué hay que hacer para lograr ese objetivo que puede parecer aterrador, sobre todo si lo que piensas que se requiere limita tu felicidad o la felicidad de los demás de alguna manera. Afortunadamente, la gran mayoría de esos temores se basan en mentiras, y las he enumerado en orden inverso.


Hacerse rico: estas mentiras te frenan


1. No ser una madre soltera.

Danisha Danielle Hoston, era una madre soltera de veintitantos años. El padre de su hija murió de cáncer poco después de su nacimiento. Un par de semanas más tarde, Danisha fue despedida de su trabajo y obligado a buscar auxilio social.

A pesar de sus graves dificultades, no desistió y perseveró. Ese esfuerzo implacable transformó su vida, y se convirtió en una multimillonaria en el sector de los inmuebles comerciales. Hay muchas otras historias de madres solteras que lograron hacerse rico a pesar de sus retos. También puedes elegir convertirte en uno de ellos.

2. No tener una discapacidad mental o física.

Jon Morrow, que padece atrofia muscular espinal, esperaba morir a los dos años. Confinado en una silla de ruedas, gastaba todo su dinero, unos 700 $, en gastos médicos. Para tomar el control de su futuro, tuvo que dejar atrás las onerosas restricciones del gobierno estadounidense por dejar su trabajo y mudarse a México. Desde entonces ha generado cientos de millones de páginas vistas y decenas de millones de dólares en tres empresas diferentes. ¿Cuál es tu excusa?

3. Vengo de una familia desestructurada.

Todavía estoy alcanzando mi estado ideal, pero no dejo que la separación de mis padres, tiempo pasado por mi padre en hospitales psiquiátricos a causa de su trastorno bipolar, o la muerte de mi madre por SIDA cuando tenía 21 años me impide esforzarse por alcanzar la excelencia. Muchas personas pueden venir de hogares más rotos que éste, pero hablando de experiencia, un desastre de familia no puede mantenerte fuera de la idea de hacerse rico.

4. Procedes de una familia sin dinero.

¿Has sido alguien sin hogar? Si tu respuesta es sí, entonces tienes buenas noticias. Cientos de personas sin hogar han transformado sus vidas, han logrado hacerse rico convirtiéndose en millonarios y hasta en multimillonarios.

John Paul DeJoria estaba viviendo en la calle con su hijo de dos años recogiendo botellas para lograr algunos ingresos. ¿Te imaginas lo que sería como vivir a los veinte años y tener que criar un niño mientras lo único que tienes para mantener a tus hijos sin hambre o que esa adoptado por los servicios de protección infantil es la cantidad de dinero que ganas por recoger botellas usadas?

¿Puedes imaginar lo que sintió cuando miró a los ojos de su niño de dos años de edad, lo preocupado como padre que estaba pensando en su hijo? ¿Te sentirías derrotado, como un fracasado, o peor aún como alguien incapaz de proporcionar nada para su niño?

A pesar de estas circunstancias, dejó de lado esos sentimientos y trabajó para hacerse rico. Veinte años después de una vida desgarradora en las calles creó un imperio de millones de dólares. Lo hizo por las personas, por amor al planeta y con la utilización de sistemas para crear productos de calidad que a la gente le encanta.

5. No has nacido en los Estados Unidos.

La gente adinerada aparece en países de todo el mundo en cualquier momento.

6. No tienes un alto coeficiente intelectual.

Hay cierta evidencia que muestra que una relación entre IQ y los ingreso, pero no siempre es el caso cuando se habla de riqueza. Son numerosos los ejemplos de gente rica con un bajo o medio índice de inteligencia o en que están la pobreza con alto coeficiente intelectual. La arrogancia tiene una curiosa manera de fomentar las malas decisiones financieras y asumir riesgos innecesarios.

Independientemente de los números de coeficiente intelectual, la riqueza se crea por hábitos y sistemas.

7. No sabes convertirte en un artista.

Cada uno de nosotros somos todos artistas a nuestra propia manera.

8. No ser atractivo.

Busca en Google imágenes de multimillonarios y de millonarios. Hay un montón de ellos con un aspecto más feo que la media.

9. No ser un hombre blanco.

Hay muchos multimillonarios hechos a sí mismo que no son hombres blancos.

10. El cliente siempre tiene razón.

Siempre hay que esforzarse para dar un servicio impecable al cliente, pero si tienes autoridad, despréndete de clientes que roban tu tiempo y tu mente. Rechaza el negocio si es necesario. Los clientes poco razonables cuestan recursos valiosos a las empresas, que podrían utilizarse más eficazmente para mejorar en otras áreas.

11. No aprovechar el tiempo y el dinero.

Las pruebas de un producto y el marketing lanzamiento son más fácil de lo que piensas, y puedes aprovechar el tiempo y dinero de otras personas en la mayoría de los casos. Si estás falto de fondos, puedes invertir tiempo reduciendo aspectos en tu vida como ver televisión o hacer tareas ineficaces. "La semana laboral de 4 horas", de Timothy Ferris, describe al detalle cómo hacerlo.

12. La riqueza se crea a expensas del medio ambiente.

Puedes crear valor innovando en formas que reduzcan la contaminación o que beneficien directamente al medio ambiente. Incluso puedes dar parte de tu riqueza acumulada para mejorar el medio ambiente de la forma que mejor te parezca.

13. Tu ganancia es la pérdida de otra persona.

Crear riqueza no es robar. Si eso te confunde, piensa de donde viene el dinero y cómo la primera persona logró hacerse rico. No lo hizo robando a los demás. Hacerse rico no divide el pastel, lo hace crecer. Ver "El hombre más rico de Babilonia" de George Clayson.

14. No inviertas en el mercado de valores.

Cuando se hace bien, invertir en el mercado de valores es una gran manera de crear riqueza, poco a poco. La mayoría de las personas se beneficiará de un asesoramiento financiero, pero invertir en el mercado de valores no va a conseguir hacerte asquerosamente ricos a menos que ya tengas dinero o tengas más de una década o dos para esperar. Tratar de conseguir rápido para hacerte rico mediante las acciones en bolsa es una de las maneras más rápidas para perder la mayor parte de tu dinero.

15. No inviertas en nada.

Tu dinero tiene que estar siempre invertido en algo: en dinero o en ti mismo. Si no inviertes en nada, tu dinero estará devorado por la inflación, perdiendo la mitad de su valor cada veinte años. Si no inviertes en ti mismo, te quedas obsoleto. Siempre tienes que invertir en ti mismo y una vez que tengas riqueza, invertirlo adecuadamente.

16. Si lo quieres bien hecho, tienes que hacerlo tú mismo.

Obtén el asesoramiento adecuado, externaliza, delega, automatiza y aprovecha lo que esté disponible. Hacer algo de forma unipersonal te quema y limita tu potencial. Deja ir a tu ego y a la necesidad de administrar los pequeños detalles. Por el contrario, concentra tus esfuerzos en lo realmente importante. Al principio puede costarte un poco tiempo y dinero, pero los dividendos en el futuro serán enormes.

17. Sé tacaño.

La gente adinerada contribuye más con su dinero. Como resultado, las personas de su alrededor le retribuyen en especie. Cuando les das a los demás, obtendrás cosas a cambio si pasas tu tiempo con las personas adecuadas.

18. Estar en el momento justo en el lugar correcto.

Tu trabajo de piernas es lo que hace posible que estés en el momento y lugar precisos.

19. Nunca cometas un error.

Fracasar es necesario. Te enseña lo que funciona y qué no.

20. Decir que sí todo el tiempo.

Las personas que tienen éxito dicen "no" que la mayoría del tiempo. Si no puedes reunir el valor suficiente para decir que no, piensa en esto.

¿Cuántas oportunidades tienes que rechazar por decir "sí" a algo menos importante? Decir "sí" significa decir no a todo lo demás que podrías haber dicho sí para ti en el futuro. Haz recuento de tus sí, dándoles tu "sí" sólo a cosas de gran valor.

21. Evita el riesgo.

Todo en la vida tiene su riesgo, incluyendo el no hacer nada y mantenerse en el status quo. El truco es entender adecuadamente este riesgo. Esperar a actuar por miedo es una opción con la boca pequeña. Si no te mueves hacia adelante, te estás moviendo hacia atrás. Es así de simple.

22. Ten suerte.

Cuanto más duro trabajas, más suerte tienes.

23. Trabaja duro.

Tener persistencia sólo te llevará hasta el mismo sitio. Fácilmente puedes estar girando en la rueda durante décadas con ningún movimiento hacia adelante. Puedes trabajar tan duro como quieras, pero si tus acciones sólo van a paso de tortuga en la dirección correcta o si te estás moviendo en la dirección equivocada, nunca podrás alcanzar tu objetivo.

Si no sabes a dónde quieres ir, pregúntate por qué. Pon el esfuerzo necesario, pero siempre haz un trabajo más inteligente en lugar de uno más duro y no tengas miedo de cambiar de rumbo una vez que tengas claro que vas en la dirección equivocada.

24. Aplicar poco esfuerzo.

No tendrás éxito en nada si no la das un esfuerzo decente. Haz un trabajo inteligente, pero el esfuerzo siempre es necesario. Haz lo que se necesita hacer para llegar a donde quieres ir.

25. Dormir poco.

Si no puedes realizar tu trabajo sin un promedio de al menos siete horas de sueño, estás haciendo algo mal. Use el Principio de Pareto para desechar lo superfluo y concentrarte en las tareas principales que te llevan hacia adelante y luego elimina, delega y subcontrata todo lo demás.

26. No te tomes vacaciones.

La gente adinerada que está activa en sus propios negocios se toma más vacaciones que los trabajadores típicos. Esto te vuelve a llevar al principio de Pareto.

27. Ten un horario endemoniado.

Necesitas una programación eficaz. Una agenda excesivamente llena te quema y te daña otras áreas importantes de tu vida.

28. Sacrifica tu salud.

La salud física mejora tu atención y energía, haciendo que aumenten las probabilidades de éxito. Sin mencionar que es más difícil recuperarla nuevamente una vez que la has perdido. Asegúrate de que reservas tiempo para la actividad física. Aumentará tu energía y te hará más eficaz.

29. Sacrifica a tu familia.

Un uso adecuado del tiempo te permite centrarte en lo importante. Hay muchas oportunidades para involucrar la familia en diversos aspectos de tu vida. Mata dos pájaros de un tiro haciendo ejercicio con tu familia y amigos o incluyendo a tus seres queridos en tus reflexiones semanales y sesiones para establecer objetivos.

30. Renuncia a tu felicidad.

Si haces lo que te gusta, es más fácil alcanzar tus objetivos. La pasión crea motivación. Si haces los cambios en tu vida que necesitas para hacerte rico, la felicidad generalmente te seguirá.

31. Escucha a tu familia.

Los miembros de tu familia pueden tener las mejores intenciones en mente, pero su miedo a tu fracaso a menudo puede cegar la pasión que arde en tu corazón. Escucha qué tienen que decirte pero pide consejo a los que deseas emular.

32. Haz el plan perfecto.

Es imposible ver el futuro o tener una contingencia para cada escenario. Ningún plan es siempre perfecto, pero casi siempre un plan imperfecto es mejor que ningún plan. Si crees que los fracasos son buenos, siempre puede aprender de ellos.

33. Sueña.

Los sueños son grandes, pero un sueño nunca va a pasar de ser eso si no te pones en marcha para conseguir hacer rodar la bola. Haz un plan. Los soñadores son los más grandes, pero viven los más audaces.

34. Tienes que ser original.

La originalidad puede ser útil, pero solo cuando puede hacer más eficaz algo que ya existe.

35. Sé desinteresado.

Es difícil motivarte para hacer algo que odias, así que haz algo amas en lugar de lo otro. Por otra parte, si das tu tiempo y dinero, no tendrás nada para invertir. Esto no significa que no puedas ayudar a los demás. Debes hacerlo, pero en tus términos y de una manera que sea un ganar-ganar para todos los interesados. Si otras personas de verdad se preocupan por ti, respetarán tu decisión.

36. Miente, engaña y roba.

Lo más probable que si haces esto des con tus huesos en la cárcel. Podrás medrar así por un tiempo e incluso hacer algo de dinero, pero finalmente la gente te descubrirá y dejará de hacer negocios contigo. Una riqueza real y sostenida requiere dar a las personas lo que desean a un precio que les proporciona valor.

37. Tienes que obtener buenas calificaciones.

¿En serio? Nadie se preocupa por tus notas después de haberte graduado.

38. Tienes que ir a la Universidad.

La educación sirve para un propósito y todo el mundo debe ser un estudiante permanente, pero la Universidad no siempre es la forma más efectiva para aprender. La mayoría de lo que se enseña en Universidad se puede aprender gratis. La mayoría de la gente no va a la Universidad por su deseo de ser rico, van para obtener un trabajo.

Si tu pasión se encuentra en una carrera que requiere ir a la Universidad entonces emplea todos los medios para hacerlo, pero no pienses ni por un segundo pasar por ahí es necesario para hacerse rico.

39. Tener un "buen" trabajo.

Un trabajo "bueno" podría hacerte moderadamente rico después de décadas de trabajo y esfuerzo, pero las personas más adineradas no se hacen asquerosamente ricos por conseguir un trabajo "bueno". La gran mayoría de los ricos crea su riqueza comenzando sus propios negocios.

40. El ochenta por ciento de las empresas fracasan en los primeros cinco años.

En esa estadística, no todos los negocios perdieron dinero. No obstante, si temes al fracaso, nunca tendrás la oportunidad de tener éxito. Si no te das la oportunidad de estar en ese 20 por ciento, entonces no serás rico.

41. Escucha a los expertos.

La clave aquí es qué son los expertos. Tus profesores, compañeros y amigos generalmente no te pueden dar el asesoramiento que necesitas.

Las personas que fallaron o que nunca pueden ser buenos son ejemplos de lo que no hay que hacer, pero el asesoramiento que necesitas lo obtendrás mejor escuchando a los que ya han logrado la vida que deseas emular. Elige sabiamente.

42. La falta de integridad.

Los asquerosamente cabrones ricos son una gran imagen utilizada en la ficción, pero los más exitosos saben que tener integridad es uno de los mayores predictores de la riqueza.

43. Es imposible.

Sólo porque algo no haya sido hecho antes, no significa que no se pueda hacer. Puedes no tener siempre éxito, pero la gente intenta cada día lo aparentemente imposible. Así que tu también puedes.

44. Sé realista.

Ser realista es lo que hacen las personas promedio. Las personas muy ricas los son por ser demasiado estúpidas para saber la diferencia o por ser intrépidos y llegar más allá de lo que todo el mundo piensa que es razonable.

45. Ser asquerosamente rico significa estar centrado en el dinero.

Los muy ricos entienden que las finanzas son sólo una parte de lo que se necesita para ser feliz. La integridad, flexibilidad, pasión, salud y otros factores son igualmente importantes.

Y tú, ¿qué ideas tienes para gahcerse rico? Puedes dejar mas abajo tus comentarios.



.

Cómo hacer dinero y no fracasar en el intento

Alberto Abadía Valdés

DESCARGA GRATIS AHORA PDF RESUMEN DEL LIBRO

Haz que el dinero trabaje para ti

Hacer dinero es sorprendentemente fácil y sencillo, solo tienes que acabar con tus deudas, ahorrar e invertir lo ahorrado. Lo que ya no es tan sencillo es llevarlo a cabo. Aquí verás cómo hacerlo.

¿Qué aprenderás en este libro?

Verás cómo acabar con tus deudas y cómo evitar endeudarte. Huye del infierno de las tarjetas de crédito. Conoce al detalle los préstamos e hipotecas

La forma de ahorrar con menos esfuerzo. ¿Sabes en qué gastas tu dinero? Reduce tus gastos y crea un fondo de reserva. Haz un presupuesto que te guiará en tu ahorro.

¿Cómo multiplicar tu dinero? Antes de seguir leyendo, un consejo que te ahorrará muchos disgustos.

Concepto de liquidez, riesgo y rentabilidad

¿Qué son los depósitos bancarios? ¿Qué es la renta fija y la renta variable?

Usa a tu favor la magia del interés compuesto

Evalúa tu situación financiera, establece tus metas y determina tu tolerancia al riesgo para adoptar tu estilo de inversión

Ahora podrás comprender la Bolsa

Elige tu sistema de inversión: el libro que bate el mercado, los perros del Dow, el Sistema GAD, invertir en dividendos e invertir como Warren Buffet.

Decálogos sobre el dinero para consulta rápida


-???- | -???-